PINTORES DOMINICANOS
 

DIRECTORIO CENTRAL
DE PINTORES
A

Abelardo García Urdaneta
Abelardo Piñeiro
Abelardo Rodríguez
Ada Balcacer
Adolfo García Obregón
Alberto Bass
Alberto Lestrad
Alejandro Asensio
Alejandro Cabral
Alonso Cuevas
Amable Sterling
Amado Melo
Amaya Salazar
Ana Virginia Berrido
Andy Castillo Rivas
Angel Abreu
Angel Haché
Angel Villalona
Antonio Guadalupe
Antonio Prats Ventos
Antonio Martire
Ariel Soto
Aurelio Grisanty
Belkis Ramírez
Bismark Victoria
Carlos Goico
Carlos Grullón
Carlos Hidalgo
Carlos Hinojosa
Carlos Santos Durán
Celeste Woss y Gil
Charitto Chávez Canario
Citlally Miranda
Clara Ledesma
Claudio Espejo
Cornelia Hernández
Cristian Tiburcio
Cristóbal Rodríguez
Chris Villar
Cuquito Peña
Damián Cubilette
Daniel Osorio
Danilo de los Santos
Darío Suro
Darío Viejo
David Gil
David Taveras
Dhimas Santos Báez
Dionisio Blanco
Dionisio de la Paz
Dionisio Pichardo
Domingo Liz
Efraim Castillo
Eleomar Puente
Eligio Pichardo
Eliú Almonte
Elsa Núñez
Elvis Avilés
Emma Comprés
Enrique García Godoy
Enriquillo Rodríguez Amiama
Eric Genao
Eugenio Fernández Granell
Euridice Canaan Fernández
Ezequiel Jiménez

F

Fabio Domínguez
Félix Berroa
Félix Brito
Félix Dicló
Félix Suriel
Fernando Ureña Rib
Fernando Varela
Freddy Javier
Gaspar Mario Cruz
Genaro Phillips
Geo Ripley
George Hausdorf
Gilberto Hernández Ortega

H

Héctor Ledesma
Héctor Ureña
Henry Fabián
Hilario Olivo
Hilario Rodríguez

I

Inés Tolentino
Iris Pérez
Iván Tovar

J

Jaime Colson
Javier Rosa
Jean Baptiste
Jesús Desangles
Jiuliana Tasselli
Joaquín Priego
Jorge Noceda Sánchez
Jorge Pineda
Jorge Severino
Jorge Silvestre
José Cestero
José Félix Moya
José García Cordero
José Gausachs
José Perdomo
José rincón mora
Juan Andujar Morel
Juan Medina
Juan Miranda
Julio César Natera
Julio Susana
July Monción
Justo Susana

L

León Bosch
Leopoldo Navarro
Luis Betances
Luichy Martínez Richiez
Luigi Jiménez
Luís Bretón
Luís Leonor
Luís Sisito Desangles
Luz Severino

M

Manolo Pascual
Manuel Montilla
Manuel Traboux
Marcos Jorge
Marcos Lora Read
Marianela Jiménez
Mariano Eckert
Mariano Sánchez
Marino Chanlatte
Mario Gruñón
Mario José Ángeles
Martín Santos
Maruja Rodríguez de Pizano
Maximina Sánchez (Maxan)
Máximo Caminero
Mayovanex Vargas
Melanio Guzmán
Miguel Marte Abreu (Cano)
Miguel Núñez
Miguel Tió
Miguel Ulloa
Mirna Ledesma

N

Nelson Restituyo
Nidia Serra
Norberto Uribe
Nuris Oviedo

O

Octavio Paniagua
Omar Núñez
Orestes García
Orlando Cordero
Orlando Minicucci
Oscar Abreu
Osvaldo almanzar botello

P

Pantaleón
Pascal Mecariello
Paul Giudicelli
Pedro Beras
Pedro Céspedes
Pedro Gallardo
Pedro Polengard
Pierre Humeau
Plutarco Andujar

Q

Quisqueya Henríquez

R

Radhamés Mejía
Rafael Alba
Rafael Amable
Rafael de Lemos
Rafael Trinidad
Ramírez Conde
Ramón Lanco
Ramón Oviedo
Ramón Sandoval
Ramón Segura
Raúl Recio
Raúl Santos
Raymundo Sánchez
Reyes Ocre
Reynaldo García
Rigo Peralta
Roberto Flores
Robinson Roque
Roger Concepción
Roosevelt Méndez
Roque Gomes

S

Said Musa
Santos Checo
Silvano Lora
Soucy Pellerano

T

Teté Marella
Tito Enrique Canepa
Tony Capellán
Marco Antonio Martire
Tuto Báez
 
V

Van Robert
Vela Zanetti
Vicente Pimentel
Victor Artiles

W-Y

Wanda Cortorreal
Willy Pérez
Wilson Peguero
Yoryi Morel

 

 

JUICIOS CRITICOS Y COMENTARIOS
SOBRE LAS OBRAS DE JONATHAN D´

 

LA OBRA DE JONATHAN

Por Enriquillo Amiama
Artista y Subdirector del Museo de Arte Moderno.

Una de mis frases favoritas de Picasso es esta: “Pintar como los pintores del Renacimiento, me llevó unos años, pintar como los niños me llevó toda la vida.” Jonathan Méndez, un niño de apenas tres años parece haber entendido a Picasso pero de una forma más practica: para qué pasarse la vida tratando de pintar como un niño si desde ya puede pintar como un niño!

 

Lo irónico del caso, es que aunque pinta como un niño, libre y espontáneamente, lo hace como un maestro de la abstracción lírica y gestual.Sus obras tienen la complejidad compositiva, el dominio del trazo y la riqueza del color y las transparencias propias de grandes maestros del expresionismo abstracto del sigloXX.

 

 

En sus obras se percibe una intuición precoz, una conciencia del espacio y la relación entre éste y la materia pictórica que causa asombro. Pues no hay saturación de elementos gráficos y masas colorísticas, sino que el balance entre ejecución y expresión queda marcado por el instante justo donde parar, cosa que aun en los más experimentados pintores profesionales es un dolor de cabeza -cuando concluir una obra- Jonathan sabe cuando decir basta! Y esto nos desconcierta, pues nos damos cuenta que no está creando garabatos, sino una escritura basada en caligrafías del subconsciente sobre manchas de color organizadas de una manera armónica y de composición meditada, que revelan una intención plástica y conceptual inusual en un niño.  

En cada una de sus obras se percibe este control de los elementos pictóricos, como si hubiese asimilado las lecciones de armonización del color, las texturas y tramas que se crean mediante un automatismo psíquico propio del surrealismo y el más lúcido expresionismo gestual. Quizás la contemplación de grandes obras del arte universal, la atmósfera de música clásica de primera, que está científicamente comprobado que estimula el desarrollo creativo, más la herencia genética de toda una familia de artistas, todo eso en conjunto han contribuido a lo que podríamos sin dudar considerar un prodigio.  

 





VER INAUGURACION DE LA EXPOSICION DE JONATHAN D >>
 
Búsqueda personalizada
NOSOTROS TENEMOS :
La mejor forma de hacer publicidad en Internet
© 2008 Todos los derechos reservados. Diseñador y Web Master: Oscar Mendoza Camino